cine

‘El canto del cisne’, una joya de la ciencia ficción con Mahershala Ali

El ganador de dos Óscar se desdobla en una cinta de ciencia ficción independiente que reflexiona sobre la esencia del individuo.

Puede que el Apple TV+ no cuente con el catálogo más extenso de las plataformas, pero está repleto de series y películas de calidad. A series como la deliciosa ‘Ted Lasso’, la inquietante ‘Servant’ o la fascinante ‘Fundación’, se unen cintas como ‘Finch’ o la recientemente estrenada ‘El canto del cisne’, una película de ciencia-ficción intimista protagonizada por Mahershala Ali (‘Green book’, ‘Moonlight’), que reflexiona sobre qué nos define como personas desde la perspectiva de nuestra propia muerte.

La historia sucede en un futuro no muy lejano, en una sociedad donde los robots y los coches autónomos están totalmente integrados en las ciudades, las lentillas pueden alojar potentes cámaras de vídeo en streaming y la medicina ha hecho algunos avances relevantes. Uno de estos avances, aún en fase experimental, es capaz de clonar a seres humanos. Por eso, cuando Cameron Turner descubre que una enfermedad lo está matando, contacta con un equipo médico para que diseñe un clon idéntico a él con la esperanza de que su familia no descubra su enfermedad. Además de su extraordinario parecido físico, el nuevo ser tiene sus mismos conocimientos y recuerdos, y su misión será la de suplantar a Cameron cuando este fallezca.

‘El canto del cisne’ es el primer largometraje firmado por el irlandés Benjamin Cleary, que ya debutó en el cine con ‘Stutterer’, un corto sobre la tartamudez por el que obtuvo un Óscar en 2016. Sin embargo, nada haría sospechar que estamos ante el primer largo del cineasta. Porque en está narración todo fluye lentamente para adentrarnos en las reflexiones hasta las que Cleary quiere profundizar. ¿Son nuestros recuerdos los que forman nuestra identidad? ¿Lo es nuestro cuerpo? ¿Nuestro espacio en la sociedad? ¿O es algo más lo que nos hace ser, definitivamente, nosotros?

Imaginen uno de los mejores episodios de ‘Black Mirror’. Ahora conviértanlo en película. Háganlo cuidando cada plano, cada línea de diálogo, sin prisa, con ritmo. Elijan a uno de los mejores actores de su generación para protagonizarla. Combinen todo esto en su mente y habrán captado la esencia de ‘El canto del cisne’.

Además de sus aspectos más filosóficos, la cinta cuenta con un lenguaje visual pulcro y sencillo, a cargo del japonés Masanobu Takayanagi (‘Spotlight’), cuyos planos simétricos resultan una gozada para la vista. El elenco, reducido pero enorme, cuenta también con las actrices Naomie Harris, Glenn Close y Awkwafina. Todas ellas acompañan en su travesía a un Mahershala Ali que se desdobla para dar vida a dos versiones de sí mismo. Todo un reto para un ganador de dos Óscar. Y una joya de la interpretación para el espectador.

***

Antes que en el blog, esta entrada se publicó en www.expansion.com.

Estándar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.