'La edad madura', Camille Claudel, en el Museo de Orsay
cine

‘Camille Claudel 1915′: En el infierno de Rodin

Quizá la obra que mejor represente el dolor y el abandono que Camille Claudel sintió por Auguste Rodin sea su célebre ‘La edad madura’, en la que la escultora se representa a sí misma suplicando a su amante que no se deje embelesar por los susurros de esa ánima embaucadora con la que identificó a Rose Beuret.

Claudel no se repuso nunca de ese sentimiento de dolor y abandono, que transmutaría en episodios de esquizofrenia tras la ruptura con el escultor francés. La soledad es, precisamente, una de las protagonistas indiscutibles de ‘Camille Claudel 1915′ (Bruno Dumont), película que condensa en tres únicos días la enfermedad, el ahogo, los gritos, el silencio, la soberbia, el desgarro de la pérdida, las lágrimas, la desesperación, pero también la esperanza que la artista alimentó durante casi tres décadas en el manicomio de Montdevergues. O, tal vez, sería más adecuado matizar que quien condensa magistralmente todas esas sensaciones, sin recurrir apenas a la palabra, es Juliette Binoche.

Binoche y su mirada. Una mirada colmada de la vida interior de Claudel, de su deseo de libertad, de su pena, de su ira porque siente que Rodin le roba su arte, de su miedo a morir envenenada. Su interpretación es austera, tensa, emocionante (especialmente en los diálogos que mantiene con el doctor del centro y con su hermano), acompasada por los sonidos fuera de plano. Sin artificios. Sin maquillaje. Sin música (salvo la litúrgica ‘Suscepit Israel‘ de los créditos finales)… Y es en medio de ese silencio, de ese vacío, donde Bruno Dumont conjuga el genio atronador de estas dos artistas galas. 

En un intento por recrear fielmente la realidad que afrontó la escultora, y bajo una clara influencia de Robert Bresson, Dumont opta por dirigir actores ‘naturales’, en lugar de actores ‘profesionales’. Así, frente a películas como ‘Despertares’, ‘Alguien voló sobre el nido del cuco’, ‘Inocencia interrumpida o, más recientemente, ‘Shutter Island’, los pacientes que aparecen en el centro psiquiátrico de ‘Camille Claudel 1915’ son enfermos reales. No es la única similitud con el estilo del director de ‘Diario de un cura rural’ (1951). Como él, Dumont refleja los tormentos de la psique humana y muestra la inmisericordia de la devoción religiosa. Esto está especialmente latente en el personaje del hermano de Camille, el escritor Paul Claudel (Jean-Luc Vincent), cuya razón y emoción aparecen anuladas bajo el peso de la fe. Desde el punto de vista de Dumont, el fundamentalismo de este personaje, único vínculo de Camille con el mundo exterior y sobre cuya visita se articula el hilo argumental de la película, es lo que, a fin de cuentas, acabará condenando a su propia hermana al ostracismo. Un confinamiento que, desde el punto de vista formal, no sólo se traduce en la escenografía propia de la historia, sino en la elección de los planos: abiertos cuando Camille sueña con la libertad (o con la visita de su hermano) y cada vez más cerrados (y opresivos) cuando piensa acerca de su reclusión, “este infierno, que es peor que el de un criminal, porque yo no tengo derecho a un abogado”.

Camille Claudel sólo tuvo un deseo (repetido varias veces en la interpretación de Dumont) durante el resto de su vida: regresar al hogar y volver a sentir el calor de una madre que, como Rodin, la había abandonado a su suerte. El contraste final entre esta esperanza básica y la escasa compasión que su familia mostró en los años posteriores honra el recuerdo de esta escultora, al tiempo que deja sin palabras al espectador.

****

Recuerda que puedes suscribirte a estas historias haciendo clic aquí. Y que puedes compartirlas con quien tú quieras. ¡Hasta pronto!

Estándar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.